domingo, 16 de febrero de 2014

Crepes de espinacas con salmón

Siempre es un poco complicado que nuestros pequeños coman verduras y pescado, pero siempre hay alguna formula para que se más apetitoso y al mismos tiempo divertido, sin perder todas sus propiedades.

Crepes de espinacas con salmón

Ingredientes:
Para las crepes.
125 gr. de harina.
150 ml. de leche.
1 huevo.
50 gr. de espinacas cocidas.
Sal.
Para el relleno.
2 zanahorias.
300 gr. de salmón fresco.
60 gr. de harina.
60 gr. de mantequilla.
1/2 l. de leche.
Sal.
Pimienta blanca.
Aceite.

Elaboración:
Cocemos las espinacas, las escurrimos cuando estén y las enfriaremos. Las reservamos.
Limpiamos y cortamos en juliana las zanahorias y los puerros en juliana.
Pediremos a nuestro pescadero que nos prepara el salmón en filetes y que nos quite la piel. Luego lo cortaremos nosotros en daditos no muy grandes.
Cubriremos el fondo de una sartén con aceite y la pondremos a calentar, una vez caliente fondearemos las verduras. Cuando estén blanditas introduciremos el salmón al que  lo haremos muy poco para que no se nos quede muy seco, lo retiraremos del fuego y lo pondremos a escurrir en un colador para quitar toda la grasa sobrante.
En un cazo derretimos la mantequilla  e incorporaremos la harina, la rehogaremos un poco para que luego no nos sepa a harina cruda.  Echaremos la leche y moveremos con una varilla hasta que nos espese y no tenga grumos, salpimentamos e incorporamos las verduras y el salmón. Le daremos un hervor a todo y rectificaremos de sal.
Es momento de preparar las crepes.
Ponemos en un vaso batidor todos los ingredientes de los crepes y lo mezclamos bien con una túrmix. Nos tiene que quedar una masa ligeramente espesa.
Rápidamente por la sartén volcando el sobrante con el resto de la masa para que se nos quede lo más fina posible. Lo dejaremos unos 30 segundos, o hasta que se dore un poco, y le daremos la vuelta con las manos con cuidado que no se rompa y lo volveremos a dejar otros 30 segundos. Los sacaremos a un plato y haremos la misma operación hasta terminar toda la masa.
Ahora que ya tenemos todo hecho, calentaremos un poco la bechamel de salmón y empezaremos a montar las crepes.
Pondremos una crepe sobre una tabla y echaremos en el centro un poco del relleno, lo suficiente  para que no se nos queden muy vacíos o se nos salga el relleno al enrollarlo, los enrollamos  y los pondremos en un plato y ya estarán listos para comer.
Espero que os guste…

4 comentarios:

  1. me parece muy buena tu receta Pedro, aunque en casa la verdura se come muy bien no está de más tener en cuenta tu idea. besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, no conocía tu blog, ¡y me encanta! con tu permiso me quedo como seguidora.
    Un saludo,
    próximamente nuevas recetas en mi blog: http://cocinaconann.blogspot.com.es/
    ¿Te atreves a cocinar conmigo?

    ResponderEliminar
  3. Vaya manera de camuflar verduras... una receta estupenda y riquísima. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Una idea excelente , en casa gustan mucho las espinacas y sobre todo las crepes. Seguro que lo probamos. Me quedo por aqui.
    un saludo

    ResponderEliminar